Estrategias: Comprando put

La compra de una opción put es interesante cuando se tienen expectativas bajistas sobre el valor o el mercado.

Cuando un inversor cree que una acción puede caer, normalmente vende las acciones que tiene. Esto supone que se recibe el importe total del precio de la venta. Luego, puede ocurrir que las acciones efectivamente caigan con lo que el ahorro de pérdidas puede ser considerables; que las acciones se queden rondando el precio de entrada. Usted tendrá liquidez en vez de acciones; o que no haya acertado con la previsión y el valor suba, con lo que quizás llegue a tener un lucro cesante importante si las acciones ejecuatan un tramo al alza importante.

Supongamos que las acciones de MUV2 están cotizando en el Mercado a 180 €. Un inversor  que posea estas acciones y con expectativas bajistas sobre el valor,  puede vender sus acciones (pongamos 100) y recuperar la inversión, 18000 €.

La otra opción sería la compra de una put para situarse bajista con esas acciones.

Compra de put o long put

El inversor puede comprar una MUV2 put 180, vencimiento a tres meses, pongamos que a 2,9€. Por el derecho a vender 100 MUV2 a 180€ desde hoy hasta el día vencimiento, habrá pagado 290€ (2,9€ *100).

El inversor está tomando la misma posición que vendiendo acciones directamente en el mercado.

Vendiendo las acciones

Si las acciones de hoy a tres meses bajan a 170 €, el inversor que vendió al contado estará dejando de perder 1000€. Y luego puede volver a compra las MUV2 un 5,88% más baratas. No está nada mal. Si las acciones continúan sobre el precio de salida (180 €) el inversor ni gana ni pierde. Tendrá liquidez en vez de acciones. Si las acciones suben a 190€, estará dejando de ganar 1000€, un 5,88% de rentabilidad adicional.

put muv2

Comprando put
Suponiendo que el inversor no tenga acciones también puede pornerse a la baja mediante la compra de put

En el caso de que el inversor hubiera comprado put, si la acción baja a 170 € durante el plazo de vida de la put o al vencimiento, podrá ejercer su derecho y habrá ganado 690 € (los 1000-290€ de prima) un 237 % de la inversión. Si las acciones están entre 180 y 170 €, el resultado sería el que corresponda. Es decir, entre 0 y 690 € dependiendo del punto de ejercicio. Eso sí, si las acciones suben a 190 € perdería los 290 € de la compra de la put, el 100% de la inversión.

La alta rentabilidad que se obtiene utilizando este producto derivado frente al mercado de contado, igual que en el caso de las call compradas (o long call) es debido a lo que se conoce como apalancamiento. Con un pequeño desembolso nos beneficiamos de las oscilaciones de una cantidad importante de subyacente.

En síntesis, cuando compramos put como tenemos un derecho de venta, lo que queremos es que el subyacente baje cuanto más mejor.

Si el inversor tiene las acciones y compra una put, lo que está haciendo es una cobertura.

 

Sobre FinanZ 35 Artículos
Profesional de los mercados financieros desde hace más de 20 años. El hábito de escribir me permite tomar distancia del día a día bursátil y mantener la necesaria objetividad y perspectiva.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*